Home / Formación y consejos / Aprende Con Kelly Slater: Cómo Se Hace El Tubo Backside

Aprende Con Kelly Slater: Cómo Se Hace El Tubo Backside

Tubo backside

Hoy te traemos una lección magistral del gran Kelly Slater sobre una maniobra que a todos nos encanta: el tubo backside. ¿A quien no le apetece sentir la sensación de verse envuelto en agua en movimiento y esa diferencia de sonido dentro y fuera de la ola? Pues para poder sentir esas sensaciones haremos bien en seguir los consejos de Kelly Slater.

El primer consejo a la hora de afrontar un tubo backside es que debes tener claro cómo vas a abordar la ola. Para eso tienes que ver si la ola es lo que estás esperando y que te va a servir para realizar la maniobra. En palabras de Slater,”en este caso, el bottom turn es crucial, puedes subir justo bajo el labio de la ola y ganar velocidad o bien subir solo cuando necesites esa velocidad”. En la fotografía puedes ver los tres momentos decisivos:

kelly-slater-tubo-backside-cloudbreak

1. La línea que decidas tomar tiene que ser acorde con la forma de la ola. Si la ola es grande y vertical, no podrás bajar progresivamente, ya que corres el riesgo de quedarte en la parte superior y que el labio te empuje hacia delante. Cuando ya estés de pie sobre tu tabla, debes predecir donde va a caer el labio y que línea vas a seguir para agarrar el tubo. No olvides que debes ganar la velocidad suficiente como para evitar quedarte fuera del tubo.

2. Los movimientos del cuerpo son muy importantes, ya que te permiten también controlar la velocidad. En la foto veis que Slater arrastra su mano para frenar un poco. Hay otras dos formas de controlar la velocidad: o bien presionando el pie de delante haciendo que el rocker quede más pegado al agua de la ola, o bien presionando en el rail exterior para que gire la tabla y se frene con las quillas. Al final, tendrás que presionar el rail interior para volver a la posición inicial y evitar una caída. Las dos formas te obligan a permanecer flexionado, doblando piernas y tronco para bajar el punto de equilibrio y tengas mayor posibilidad de movimiento en las piernas.

3. En este punto hay que destacar la rotación del pie delantero sobre la tabla, y también del trasero para que forme ángulo con la tabla, con lo que se consigue que la posición sea más abierta, girando hombros y caderas hacia dónde quieres ir. Así verás mucho mejor la ola y decidir tus movimientos con anticipación. Agarrar el carril exterior te permite mover los pies más cerca del raíl interior, creando un trípode de estabilidad entre tus piernas y tu brazo. El mantenerse flexionado, te permitirá utilizar la velocidad que has conseguido para  mantenerte en una buena posición y tener velocidad para la siguiente sección. Si la ola se abre, también podrás levantarte y dirigirte al labio de la ola para ganar más velocidad y encarar la siguiente sección con la velocidad suficiente para realizar cualquier maniobra.

Esperamos que hayas tomado buena nota de estos consejos. Y recuerda que cada ola es un mundo y que debes aprender a tomar las decisiones apropiadas en el momento justo para que tus maniobras, en este caso la del tubo, culminen con éxito.

Tubo surf

Más consejos para aprender surf

Check Also

artsurfcamp

Mejora Tu Surf Con Un Surfskate

Quién diría que ya no hacen falta olas para seguir surfeando. Y que para esos ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *