Horarios Oficina de Lunes a Viernes
10:30h a 14:00h y de 15:30h. a 18:30h

Como escoger nuestra primera tabla de surf

 

El primer dilema cuando nos iniciamos en el mundo surf es elegir bien que tipo de tabla de surf es mejor para nuestro nivel de surf. Pues bien, existen tablas especialmente indicadas para iniciación, con la estabilidad necesaria para que mantener el equilibrio sea sencillo, y la maniobrabilidad justa para hacer los primeros progresos.

Las tablas de iniciación tienen unas características que hacen más fácil el aprendizaje, sus formas no son tan “wapas” como las que llevan los “Pro” de tu playa, pero son sin duda más efectivas. Un error de principiante muy común es intentar aprender con una tabla de surf estándar (shortboard), para surfers con cierto nivel, pero que no funcionan en iniciación.

Las tablas ideales para aprender surf son las tablas evolutivas, seguidas de las malibú. Son tablas más altas, anchas y gruesas que la shortboard estándar, con buena flotabilidad y muy estables, con las que es fácil remar, ponerse de pie y disfrutar de las olas desde el primer día.

Todas las marcas tienen sus propios modelos de tablas evolutivas y malibus con diferentes tamaños para que se adapten a la altura y el peso de cada surfero. Como ejemplo, una tabla de surf de estas características debe ser entre 20 y 50 cm más alta que la persona que la va a usar, de modo que basta con ponerse al lado para saber si es la tabla adecuada para ti.

Por ejemplo, si mides menos de 170 cm puedes usar una tabla 6'8 (203 cm). Si mides entre 170 cm y 185 cm puedes empezar con una tabla 7'2 (218 cm). Si mides más de 185 cm puedes usar una tabla 7'6 (229 cm).

También tienes la posibilidad en algunas tiendas de pedirlas por encargo teniendo en cuenta tu nivel, altura, peso y tipo de olas que vas a surfear. El Creador sabrá diseñar la tabla de surf que mejor se adapta a tus características. Ten en cuenta que tendrás que añadirle cera por encima de tu tabla, que tiene la función de hacer que no te resbales.

Ten en cuenta que cuando se alcanza un nivel aceptable suele darse el salto a las shortboards, por lo que existe un mercado de tablas evolutivas y malibús de segunda mano en las tiendas de surf y foros de Internet. Esta es la opción más recomendable si tienes poco presupuesto, preocúpate antes de saber que la tabla esté en buen estado y el precio sea correcto (nuevas rondan los 350€).

Cuando lleves un tiempo surfeando y tu nivel haya mejorado querrás cambiar a una tabla más pequeña y tendrás una idea más clara del tipo de tabla que te conviene gracias a la experiencia que habrás desarrollado.